Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Las propiedades del aceite de oliva

En las últimas décadas, la popularidad de la dieta Mediterránea ha ido incrementándose notablemente entre la población debido a una variada y completa composición de alimentos. Uno de estos pilares que forman parte de esta dieta es el aceite de oliva. Este alimento bien conocido en países de la cuenca Mediterránea (y cada vez más en otros países) es tan importante debido a su composición en ácidos grasos insaturados, antioxidantes y polifenoles, los cuales, vamos a tratar más detenidamente.

Los principales polifenoles que podemos encontrar de manera natural y destacable son principalmente: hidroxitorosol y oleocanthal. ¿Que tienen de especial estas moléculas que las hacen tan interesantes?

Antes de nada, remarcar que estas moléculas tan solo podemos encontrarlas en aceites de oliva virgen extra, ya que los aceites de oliva sin categoría “virgen extra” son sometidos a tratamientos de refinado por los que se pierden un porcentaje de estas moléculas. Estos dos polifenoles, que poseen efecto sinérgico, son muy fáciles de reconocer sin usar métodos tecnológicos. Mediante una simple cata del aceite, somos capaces de percibir el sabor amargo producido, principalmente, por el hidroxitirosol. Mientras que las notas picantes que deja el aceite al final de la garganta son debido al oleocanthal. Basándonos en esto, podemos distinguir la calidad de un aceite según el grado de amargor o picante del mismo, pudiendo relacionar fácilmente el picor con la calidad del aceite.

En referencia al hidroxitorosol, se ha visto como en los países que se consume la dieta mediterránea, la tasa de enfermedades cardiovasculares es mucho menor que en otros que no llevan a cabo dicha dieta, esto es debido principalmente a esta molécula. Distintas investigaciones científicas corroboran los efectos beneficiosos del hidroxitirosol. La Universidad Oberta de Cataluña, publica en 2015: “Hidroxitirosol, el mejor antioxidante natural y el más desconocido” remarcando el poder del hidtroxitorosol, siendo este mayor que incluso antioxidantes tan conocidos como la Vitamina E. Otras características que nos aporta este polifenol es la prevención en la transmisión y replicación del VIH (estudio), detiene el crecimiento de las células tumorales y la reproducción de estas (estudio) y protege la muerte celular neuronal relacionada con la enfermedad del Parkinson (estudio).

Por otra parte, una de las muchas propiedades tan interesantes que tiene el oleocantal es su mecanismo antinflamatorio, actuando de forma similar a un fármaco tan conocido y de uso popular como el Ibuprofeno. Un estudio ha demostrado que el oleocantal tiene un efecto tres veces más potente que este medicamento a mismas concentraciones (estudio). De hecho, se estima que con el simple consumo de 4 cucharadas soperas de AOVE equivalen a 250 mg de ibuprofeno (dependiendo del tipo de oliva del que se haya extraído, siendo las de mayor contenido la variedad picual y cornicabra). A día de hoy, este alimento es el único reconocido que puede equiparar sus efectos con los del Ibuprofeno siendo, además, muy fácil de consumir y de introducir en la dieta.

Cabe destacar que, de la misma forma que el hidroxitirosol, el oleocantal tiene un potente efecto anticancerígeno, deteniendo el crecimiento y la migración de las células cancerígenas del cáncer de mama y próstata (estudio) y también posee efectividad en tratamientos contra el Alzheimer (estudio).

En conclusión, desde Innofood, como fieles consumidores del aceite de oliva virgen extra, nos gustaría promover su consumo, así como dar a conocer sus efectos tan beneficiosos a la par que desconocidos para gran parte de la población.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Whatsapp

Ajustes

Menú