Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

A Zesta Berda es un proyecto que apuesta por hacer posible un consumo más respetuoso y responsable con el medio ambiente, así como beneficioso para la sociedad y la salud. Creemos que otra forma de alimentarse y de consumo es posible, compatibilizando la conciencia medioambiental y el comercio. Nuestra vocación es generar conciencia y dar un servicio a aquella parte de la población con la necesidad de otra forma de consumir más respetuosa y responsable con la sociedad, el medioambiente y la salud, a través de la comercialización de productos ecológicos de temporada y de la máxima cercanía posible, o procedentes de proyectos que consideramos aportan un valor añadido a los mismos, tanto medioambiental como social. Creemos que apostar por el consumo de productos ecológicos genera una serie de beneficios en:

La salud
La no utilización de productos químicos de síntesis en su elaboración tales como pesticidas, insecticidas, fertilizantes sintéticos, así como semillas modificadas genéticamente, da como resultado un producto libre de residuos tóxicos. Además, numerosos estudios demuestran ya que los valores nutricionales en los alimentos ecológicos tienden a ser más altos debido a diferentes factores: la rotación en los cultivos crea suelos más fértiles y el respeto en los tiempos tanto de siembra como de recogida, hacen que este tipo de producto pueda ser consumido en su momento óptimo.

El medio ambiente
Cada día más personas se conciencian de la importancia de tener comportamientos ecológicos que sean respetuosos con su entorno. La agricultura convencional, con la utilización de numerosos productos químicos, lleva décadas envenenando nuestros suelos, agua y aire, siendo uno de los factores responsables de la situación crítica en la que actualmente se encuentra el planeta. El consumo de productos ecológicos palía en parte este problema, ya que empleando una agricultura ecológica sostenible se ayuda a reducir el deterioro de la calidad del suelo, la erosión y fomentar la biodiversidad.

El comercio local
El consumo de productos ecológicos reporta también beneficios sociales, ya que fomenta el trabajo en las zonas rurales, beneficiando así la economía del entorno y creando puestos de trabajo con salarios dignos acordes al trabajo realizado. Además, se contribuye en muchos casos al desarrollo de nuevas alternativas, ya que provienen o colaboran con proyectos de comercio justo o de inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social. La cadena productor-distribuidor-consumidor suele ser más justa en los productos ecológicos (siempre que estos no sean comprados en grandes superficies).

¡Ven a visitarnos!

Whatsapp

Ajustes

Menú