¿Cuáles son los efectos del azúcar en el cuerpo?
0
azucar veneno consecuencias

Uno de los ingredientes o componentes de los alimentos más consumidos en el mundo es el azúcar, y es que, si nos ponemos a analizar, el azúcar está presente prácticamente en todos los alimentos y bebidas tanto de forma natural como sintética.

Si bien el azúcar aporta dulzor y equilibrio a los alimentos balanceando los sabores, su consumo en exceso puede ser muy dañino en el cuerpo. Es por eso que hoy traemos para ti ocho formas en las que el azúcar afecta al cuerpo dañando nuestra salud.

Rendimiento cerebral

Si bien el cerebro utiliza a la glucosa como combustible o energía, el consumo de azúcar en exceso puede traer efectos contraproducentes de acuerdo con información mostrada por diversos estudios neurológicos los cuales avalan la hipótesis de que el azúcar puede tener efectos contraproducentes en el funcionar del cerebro.

Por ejemplo, el azúcar puede hacer que el cerebro se ralentice haciendo que la toma de decisiones o el flujo de pensamientos se vuelva mucho más lento y torpe. De la misma forma el cerebro ve afectada la forma en la que memoriza las cosas cuando se sobrepasan los límites de glucosa en el cerebro.

Comes más

Aunque no lo parezca comer azúcar hace que te de más hambre, así como lo escuchas. Lejos de rellenar los depósitos de energía del cuerpo, el azúcar activa las zonas de placer en el cerebro las cuales mandan la señal de que están disfrutan lo que está pasando, es decir, es placentero comer azúcar.

Esto hará que tu cuerpo pida más y más azúcar, es por eso que tardarás mucho más en sentirte satisfecho. Incluso se puede dar un fenómeno extraño en el que tu estómago ya no podrá ingresar más alimentos pero tu cerebro te seguirá diciendo que tienes hambre.

Más viejo en menos tiempo

Otro de los efectos negativos del azúcar en el cuerpo es el envejecimiento prematuro. Y es que el azúcar no solo te hace subir de peso, lo que puede afectar tu imagen y tu autoestima. También puede acelerar el envejecimiento desde adentro.

El consumo de azúcar reduce los niveles de colágeno de la piel haciendo que esta pierda firmeza y brillo, lo mismo sucede con ciertas proteínas que contribuyen a la conservación de la piel. Al reducir estos niveles, y combinado con otros factores, nuestro cuerpo empieza a envejecer más rápidamente.

Aumentas de peso

El cuerpo, de alguna forma, debe lidiar con la demasía de azúcar en el cuerpo por lo que el hígado es el encargado de transformar dicha azúcar en grasa la cual será almacenada en diferentes partes del cuerpo como el abdomen, los brazos, glúteos o piernas.

Al comer mucha azúcar tu cuerpo creará mucha grasa lo que se traducirá en un aumento significativo tanto en peso como en talla y en índice de masa corporal. Esto aumentará el riesgo tanto de padecer obesidad como de sufrir diabetes debido al efecto que tanta azúcar tiene en órganos como el páncreas.

Daño a los órganos y tejidos

Otro de los efectos más importantes que tiene el consumo de azúcar en exceso es el daño a los tejidos y órganos que este puede generar. Y es que las moléculas de azúcar aceleran la oxidación celular lo que se traduce en un envejecimiento y daño prematuro.

Algunos de los órganos que pueden verse afectados son el hígado, afectado además por la sobreproducción de grasa, el riñón, el cual filtra el azúcar del cuerpo, el páncreas, producto de insulina, o los ojos los cuales pueden verse afectados con cataratas.

Es muy adictiva

Si no eres fanático de las adicciones entonces debes dejar de consumir azúcar. ¿Recuerdas lo que te decíamos sobre las áreas de placer que activa el azúcar? Esta es una de las evidencias más relevantes sobre la forma en la que el azúcar crea adicción en el cerebro mediante la generación de placer.

Todo esto tiene su sustento en la liberación de dopamina, una de las hormonas de la felicidad, en el cerebro. Diversos estudios han logrado colocar en el mismo nivel de adicción generada a la cocaína con las galletas Oreo ¿Por qué? La alta cantidad de azúcar que contienen.

El bajón

Si bien el cuerpo utiliza a la glucosa como una fuente de energía, y consumirla puede darnos una sensación de “impulso” al recargarnos las baterías, esto en realidad es momentáneo pues así como sucede con otras sustancias como la cafeína, siempre habrá un bajón.

Es decir, posterior al impulso que te da el consumo de azúcar vendrá una caída, un decaimiento en la energía del cuerpo. Así que al final, lejos de darte más energía el azúcar solo te la quita haciendo que te sientas más cansado de lo que estabas en un inicio.

Adiós bacterias buenas en el intestino

Las bacterias buenas contribuyen a la salud de la flora intestinal. El consumir azúcar hace que las bacterias malas, las que provocan malestar, irritación e infecciones dentro de los intestinos, proliferen con mayor abundancia pues para ellas el azúcar como el alimento perfecto, un suero de crecimiento potenciado.

Es por eso que otro de los efectos del consumo de azúcar está relacionado con malestares intestinales, irritación, inflamación e incluso dolor. Al comer mucha azúcar estás haciendo que las bacterias malas crezcan y terminen por suprimir a las buenas lo que provocará un desequilibrio en la flora intestinal.

¿Es posible dejar de comer azúcar?

Si bien en realidad puede ser un poco difícil dejar de consumir azúcar pues esta viene implícita en alimentos como las frutas, aunque claro, de forma natural. Si hay opciones para reducir nuestro consumo de azúcar de forma significativa.

Una de esas formas es dejar de comer alimentos con alto contenido de azúcar o remplazarlos por aquellos que no tienen azúcar añadida. También puedes remplazar los endulzantes que tradicionalmente usas por otros más sanos como miel de abeja, sirope de ágave, azúcar de abedul o stevia. Aunque el consejo más importante que podemos darte es que recuerdes que nada es bueno en exceso.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

0
X